Desde el año 2008

.

.
.

.

.

Leganés registra 500 parados menos en dos meses y sitúa la cifra en 16.362 desempleados

El 1 de mayo había 16.869 parados en Leganés. Dos meses y medio después esta cifra ha bajado en 507 personas y se sitúa en un total de 16.362 desempleados leganenses. Los principales descensos se registran en los sectores de la Construcción (de 3.288 a 3.053 parados) y en Servicios (de 11.008 a 10.784).

Por sectores de actividad económica hay 80 desempleados en Agricultura, 1.505 en Industria, 3.053 en Construcción, 10.784 en Servicios y 940 sin empleo anterior.

Por edades, los más afectados son los ciudadanos y ciudadanas de entre 25 y 44 años (4.265 hombres y 4.527 mujeres), mientras que hay 1.111 varones menores de 25 años sin empleo por 861 féminas. Mayores de 45 años las cifras son de 2.628 vecinos y 2.970 vecinas sin trabajo.

8 comentarios:

LOOS dijo...

Buenos días.

Es una buena noticia, siempre lo es, que el paro descienda.

Pero la prueba de fuego será este otoño.

Tras la subida del IVA, el recorte de casi 1000 millones en Fomento, el final del trabajo estacional de verano y la tenue reforma laboral, tendremos que ver como se comportan las cifras de creación o destrucción de empleo.

Para la subida del IVA calculan 300.000 parados hasta finales de año.

Para el recorte en Fomento son 100.000 parados en la construcción y contratas dependientes.

Para el final de la estacionalidad de verano unos 100.000 puestos de trabajo en servicio.

Y la reforma laboral dependerá de lo que se apruebe en agosto.

Con este panorama, alegrémonos de la bajada del paro en Leganés.

Tras el verano, será otro cantar.

Un saludo

Anónimo dijo...

una puntualización.

El recorte en Fomento es de 6.000 millones y no de 1.000 como indicas.

Anónimo dijo...

Y entre tanto el mafioso de las máquinas tragaperras se ha hecho con el control de un departamento de la administración local, donde se custodia información importante. Se está a la espera de confirmar la o las personas implicadas, así como la ubicación fisíca de ese departamento.

Anónimo dijo...

Muchos políticos nunca encontrarían trabajo en la empresa privada

En España, la mayoría de políticos son de carrera o funcionarios, con poca formación y escaso conocimiento de la empresa privada.

¿Están los políticos españoles lo suficientemente formados? Pese a que la mayoría de los diputados nacionales (alrededor del 75%) son licenciados, su perfil se caracteriza por la falta de formación complementaria -por ejemplo, en idiomas- y un escaso conocimiento de la técnicas de gestión que imperan en la empresa privada. Esto es así porque, salvo excepciones, sus carreras se han limitado al ámbito político (políticos de carrera que han ido ascendiendo en las estructuras de partido) o funcionarial.


Noticia completa aquí:

http://www.libertaddigital.com/profesionales/muchos-politicos-nunca-encontrarian-trabajo-en-la-empresa-privada-1276398089/

Anónimo dijo...

Está claro. Esto se debe a la maravillosa gestion del concejal de desarrollo local de Leganes. También tiene a su cargo el fomento del empleo.

Ya están preparando la maquinaria con los empresarios para poder hacer, junto con Villaverde, la espléndida labor de recaudación para la campaña electoral de rafita, que tan bien le funcionó en 2009.

Aquí va a estar la gran confluencia de intereses entre rafita y laurita, la clave es villaverde.

moraleja: tan puta es Juana como su hermana.

Anónimo dijo...

Es evidente que la media intelectual de los políticos patrios ha descendido de forma alarmante. Pero tampoco es bueno alimentar mitos; la empresa privada en general en nuestro país no está fomentando precisamente la formación, ni se basa en los parámetro toyotistas de la "calidad total", sino en la sobreexplotación laboral con muy escasa formación. Y, por cierto, así nos va.

Los proyectos de "Corporate Universities" ("universidad empresarial") creados en multinacionales como Allianz son un sucedáneo que tiene de semejanza con una verdadera universidad solamente el nombre. Los contenidos de gestión impartidos son verdaderamente mediocres y responden en exclusiva a necesidades económicas inmediatas de la empresa, sin alcanzar el más mínimo rigor técnico. Añádase a ello que este tipo de proyectos formativos son inútiles en cuanto se sale de la empresa en la que se han recibido: quienes reciben estos cursos no aprenden bases técnicas generales que poder utilizar fuera de las condiciones específicas de la firma para la que trabaja. Y, por supuesto, si la empresa necesita un ingeniero, un matemático, un economista o un jurista, tiene que acudir a uno formado en una universidad de verdad. Y, en general, los mejores los encontrará en la Administración Pública, en donde tiene la garantía de que los que reclute han pasado un proceso selectivo durísimo. Ello explica el trasvase de abogados del Estado, inspectores de Hacienda o de Trabajo, Interventores y otros al sector privado, en donde ganan mucho más dinero que en el sector público.

Y hasta aquí hablamos de la élite "gerencial" (que diría Galbraith) de las empresas. En el resto de sectores laborales hay un proceso alarmante de "descualificación" magníficamente descrito por el economista alemán Max Otte (el que predijo la crisis en 2006): el dominio de cadenas como Telepizza, con explotación intensiva de una mano de obra sin derechos y con nula formación es el ejemplo más conocido.

Y dos últimas cosas: no serán tan sofisticados los gerentes del sector privado cuando, a fin de cuentas, fueron los que llevaron la economía mundial a la ruina en 2008 (en especial en el sector financiero, pero no sólo).

Y todo lo que he dicho vale para los técnicos del sector público. No mezclemos churras con merinas. Eso es una cosa y otra es la mediocridad de los políticos profesionales.

Anónimo dijo...

Es evidente que la media intelectual de los políticos patrios ha descendido de forma alarmante. Pero tampoco es bueno alimentar mitos; la empresa privada en general en nuestro país no está fomentando precisamente la formación, ni se basa en los parámetro toyotistas de la "calidad total", sino en la sobreexplotación laboral con muy escasa formación. Y, por cierto, así nos va.

Los proyectos de "Corporate Universities" ("universidad empresarial") creados en multinacionales como Allianz son un sucedáneo que tiene de semejanza con una verdadera universidad solamente el nombre. Los contenidos de gestión impartidos son verdaderamente mediocres y responden en exclusiva a necesidades económicas inmediatas de la empresa, sin alcanzar el más mínimo rigor técnico. Añádase a ello que este tipo de proyectos formativos son inútiles en cuanto se sale de la empresa en la que se han recibido: quienes reciben estos cursos no aprenden bases técnicas generales que poder utilizar fuera de las condiciones específicas de la firma para la que trabaja. Y, por supuesto, si la empresa necesita un ingeniero, un matemático, un economista o un jurista, tiene que acudir a uno formado en una universidad de verdad. Y, en general, los mejores los encontrará en la Administración Pública, en donde tiene la garantía de que los que reclute han pasado un proceso selectivo durísimo. Ello explica el trasvase de abogados del Estado, inspectores de Hacienda o de Trabajo, Interventores y otros al sector privado, en donde ganan mucho más dinero que en el sector público.

Y hasta aquí hablamos de la élite "gerencial" (que diría Galbraith) de las empresas. En el resto de sectores laborales hay un proceso alarmante de "descualificación" magníficamente descrito por el economista alemán Max Otte (el que predijo la crisis en 2006): el dominio de cadenas como Telepizza, con explotación intensiva de una mano de obra sin derechos y con nula formación es el ejemplo más conocido.

Y dos últimas cosas: no serán tan sofisticados los gerentes del sector privado cuando, a fin de cuentas, fueron los que llevaron la economía mundial a la ruina en 2008 (en especial en el sector financiero, pero no sólo).

Y todo lo que he dicho vale para los técnicos del sector público. No mezclemos churras con merinas. Eso es una cosa y otra es la mediocridad de los políticos profesionales.

Anónimo dijo...

Perdón por repetir el largo mensaje anterior. Fue un error informático involuntario.

.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.