Desde el año 2008

.

.

En la 'era Montoya' el Ayuntamiento se hermana cada 8 meses, siendo cada 4 años en anteriores legislaturas

La delegación de Leganés -compuesta por un total de 21 representantes: 12 empresarios, 6 personas del Ayuntamiento, 2 trabajadores de LEGACOM y el Vicerrector de la Carlos III- con los representantes de Huzhou.

El Ayuntamiento se hermanó con 7 localidades en 28 años, a una media de una cada cuatro. Sin embargo, en la 'era Montoya' ha habido tres hermanamientos en 2,5 años, a una media de uno cada ocho meses.

El próximo, tras Macará y Huzhou, será el hermanamiento que se firmará este martes en La Fortuna con la localidad marroquí de Targuist. Esta es una de las nacionalidades predominantes en Leganés a las que el Gobierno intentó incluir en el voto extracomunitario para las elecciones de 2011, pero que, al final, por decisión de su propio país, no podrá hacerlo.

El área de Cooperación para el Desarrollo lleva un año trabajando en preparar el hermanamiento con Targuist, localidad del Rif, situada en la zona de Ketama, provincia de Alhucemas.

El acto oficial que unirá a Leganés con Targuist tendrá lugar el martes 10, a las 19,30 horas, en el la Junta de Distrito de la Fortuna, con la presencia del alcalde marroquí.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Acabará cómo el ex-alcalde de Pinto, no sólo por ser ex-alcalde, sino por estar imputado porque ese dinero y materiales no aparecerá por ningún sitio, así es Montoya, y así estaremos hasta mayo de 2011, ya queda menos.

Anónimo dijo...

Por cierto, se me olvidaba, el ex-alcalde de Pinto era amigo íntimo de otro ex-alcalde Leganés, Fernando Abad, entre ex-alcaldes andará el juego y las casualidades no lo son tanto, ellos se buscan.

Anónimo dijo...

Es bastante mosqueante que hagan hermanamientos como quien hace churros, sabiendo que las Fundaciones, ONGs, cooperación internacional son las modernas fórmulas para el blanqueo del dinero. Lo de montar empresas sin actividad como FILESA y MALESA que hagan facturas ya no se lleva; ahora lo que mola son las fundaciones y los hermanamientos.

Por cierto, qué cara de cansancio tiene Hidalgo. Tiene que estar hecho polvo con tanto trabajo, estar posando para el fotógrafo tiene que ser agotador. ¿Cómo le hacen trabajar tanto si aún no se había repuesto del anterior viaje a Bolivia?

Anónimo dijo...

Todo por la pasta y por los billetes. Estos politiquines de Leganés se acuerdan de los sucesos de la famosa plaza de Pekín. Menudos hipócritas. Si Marx y Mao levantaran la cabeza. No se para que van a buscar inversiones, si los honorables y emprendores ciudadanos chinos están comprando todos los locales que dejan los arruinados comerciantes españoles. Y no es xenofobia es estar en la calle. Si queremos trabajar 16 horas al día y cobrar 500 euros seguir firmando acuerdos y comprando en los chinos.

Anónimo dijo...

coincido totalmente con el anónimo anterior. Basta dar un paseo por cualquier calle de nuestro pueblo para ver que donde había comercios tradicionales ahora hay chinos "todo a cien". Esta es la nueva riqueza, el nuevo comercio y estos son los nuevos empleos que traen estos "politicastros".
Que se vayan a engañar a su casa.
En mi familia había un ferretero de toda la vida y ahora ha tenido que cerrar su negocio.
¡Vivan los chinos!

Anónimo dijo...

Es China o el Club Social Barajas?

Anónimo dijo...

De La China vendrá quién te arruinará y tu negocio comprará.

Del Este la que te ponga a cien
cueste lo que cueste, los azulejos del baño, las persianas, la pintura y limpie el chalet de Montoya en Arroyo Culebro, o casi.

De Marruecos quién te deje a la
cola de las becas de comedor, libros..., y de la construcción de viviendas un cuarto trastero, por no hablar de casetas de perros.

¡A chupar, a chupar y todo en propiedad con mucha facilidad gubernamental!

España grande, libre, solidaria y la cartera del mundo feliz de ZP
a costa del trabajo del resto.

Manda huevos, que diría Trillo, pero chinos, y mañana: ¡Todos amarillos!

Anónimo dijo...

Ayer publicaba El País un amplio artículo sobre los hermanamientos del Ayuntamiento de Pinto, la Fundación Pinares creada por el PSOE para gestionar las ayudas de cooperación internacional, y los tejemanejes del anterior alcalde socialista para que los varios millones de euros que el ayuntamiento puso para la ciudad hermanada no haya llegado ni un céntimo a los más necesitados. Gastos en construir la Casa de España, más gastos en amueblarla, viajes de un tropel de gente para inaugurarla, y resulta que dicha Casa de España sólo sirve de residencia a los alcaldes de Pinto cuando deciden pasar sus vacaciones en Argentina, y por toda actividad lo único que ha hecho es organizar la gala de los Reyes Magos para los niños dos veces en seis o siete años.
Recomiendo vivamente la lectura del artículo publicado ayer (9-11-09) sobre las andanzas de los políticos de Pinto, sus hermanamientos, fundaciones, proyectos de cooperación internacional, porque muchas actividades investigadas por el juzgado son similares a las que vemos en Leganés, y otras seguramente las veremos en el futuro, si llegan a destaparse.

Anónimo dijo...

¡¡pero si viajó el de Urbopama!!, el primero por la izquierda en la foto, ¡¡QUE VERGUENZA!!, de verdad, que cara y que sinverguenzas, ¿que pinta ahí ese tío?, esto es descarado, pasta para la alforja a raudales

Anónimo dijo...

¿Y la Isa del Jero y Toni?, ¿estaba de compras?, ¿o en el Grema?

.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.