Desde el año 2008

.

.

ULEG propone 20 medidas al gobierno de Leganés para sacar a la ciudad de la parálisis

El partido vecinal independiente Unión por Leganés-ULEG en un ejercicio de responsabilidad y de sacrificio de legítimas posturas partidistas, ha entregado al alcalde una propuesta complementaria al acuerdo presupuestario.

“Son 20 medidas imprescindibles para despertar a nuestra ciudad del letargo y la inacción a la que la está sometiendo el actual gobierno. Es una apuesta por recuperar la soberanía del Pleno, la calidad de nuestra democracia local y por una forma de hacer política honrada, eficaz, transparente y ejemplar”.

Entre las principales propuestas se encuentra el compromiso para que el gobierno no lleve adelante ninguna iniciativa que cuente con el rechazo del Pleno municipal, la contratación de una auditoría externa, la supresión de al menos un 50% de los cargos de confianza y de los directores generales, así como la selección de estos últimos por criterios de mérito y capacidad, conforme a la sentencia ganada por ULEG, la apertura de la piscina Solagua para el verano de 2018, el destino anual de al menos 1 millón de euros en la rehabilitación de fachadas, ascensores, eliminación de barreras arquitectónicas, la municipalización de los servicios públicos una vez se obtenga el aval jurídico que lo respalde, el rechazo expreso e institucional al transfuguismo político representado por el edil expulsado de Cs, la publicación en la web del ayuntamiento de toda la información relativa a planes urbanísticos, convenios empresariales, presupuestos…, o desterrar toda obra faraónica para centrar los esfuerzos económicos en el mantenimiento de las instalaciones y edificios municipales, la vía pública o el acondicionamiento de nuestros polígonos industriales.

En palabras del portavoz y edil de ULEG, Carlos Delgado Pulido, “el alcalde ha tirado ya un año a la basura y desde ULEG no estamos dispuestos a que se tiren los tres que quedan de legislatura. Creemos que con esta propuesta se acaban las oportunidades de este ejecutivo. Si el alcalde no quiere gobernar, (porque gobernar no es alimentar los estómagos de los afines o tener el bastón para no saber ni dirigir un Pleno), ULEG se siente legitimado para cambiarlo”.

Propuesta complementaria al acuerdo presupuestario presentado por el Gobierno Municipal

INTRODUCCIÓN

Hace un año, el resultado de las elecciones locales en nuestro municipio evidenció la heterogeneidad del voto. De los 27 concejales de la corporación, los vecinos de Leganés repartieron seis para PSOE, LEGANEMOS, ULEG y PP, dos para C’s y uno para IUCM. La conclusión lógica y matemática es la inexistencia de un partido mayoritario y la necesidad de llegar a acuerdos entre distintas fuerzas para formar un gobierno que dé estabilidad y oportunidades de progreso a la ciudad.

Sin embargo, tras la investidura de Santiago Llorente, el PSOE decidió formar un gobierno de siete concejales (uniéndose con IU) y teniendo enfrente a 20 concejales: el gobierno en minoría más minoritario de la historia de Leganés.

No contento con contradecir y torcer la voluntad de los sufragios, el gobierno de PSOE-IU ha utilizado la excusa de ese gobierno minoritario para llenar de cargos de confianza y directores generales (un puesto destinado para funcionarios) a quienes formaban parte de sus listas electorales.

ANÁLISIS DE UN AÑO DE LEGISLATURA

Un año después, nos encontramos con el empecinamiento de PSOE-IU por administrar una ciudad de 190.000 habitantes con un gobierno en minoría, en constante contradicción y enfrentamiento con la mayoría del Pleno y gestionando a espaldas de los vecinos través de la

Junta de Gobierno Local:

Un gobierno sin ideas, rumbo ni proyecto, incapaz de ceder un ápice en sus pretensiones, de habilitar la entrada a otro/s grupo/s para facilitar la estabilidad en la gestión y la gobernabilidad en nuestro municipio. Esa falta de liderazgo político hace que se acumulen problemas en los servicios más básicos de la ciudad como el mantenimiento (calles llenas de socavones y grietas, pabellones deportivos con goteras…). Actualmente, Leganés funciona a medio gas y gracias al trabajo de 1.500 empleados (cada día más enfadados con la gestión del gobierno y su política de recursos humanos) y los 180 millones de euros de presupuesto anual.

Hasta hoy, la seña de identidad del gobierno de PSOE-IU ha sido la falta de cintura política y su nulo interés en llegar a acuerdos, en consensuar, en negociar, más allá de gestos vacíos de cara a la galería y para cubrir el expediente. Una muestra de ello es no haber aprobado unas ordenanzas fiscales para 2016 o que no se haya presentado aún un proyecto de presupuestos municipales que cuente con el respaldo de algún otro grupo municipal, además del gobierno. La única y triste excepción fue el acuerdo alcanzado con el PP en el mes de julio del año pasado respecto a los sueldos, liberaciones y cargos de confianza.

Un gobierno que ampara y realza el transfuguismo político. Leganés cuenta con un concejal expulsado de su formación política, convirtiéndose en concejal no adscrito (al haber tomado la inmoral postura de no dejar su acta de concejal), tal y como recoge el ROM.

Por otro lado, por su propio interés político, el PSOE e IU se empeñan en incumplir el Pacto Antitransfuguismo y mantener u otorgar ciertos “privilegios” que son negados a los concejales no adscritos por reglamento, e incluso querer que forme parte de los consejos de administración de EMSULE o LGMEDIOS donde únicamente están representados los ediles que forman parte de algún grupo municipal.
La minoría en los consejos de administración de las empresas municipales hace que, más allá de su actividad mínima diaria, no salga adelante ningún proyecto, estén paralizadas y se esté poniendo en peligro su viabilidad a medio y largo plazo.

Igualmente hay proyectos urbanísticos como el PP4 o LEGATEC teñidos de sospecha por la falta de transparencia del gobierno.

Además, tampoco existe ninguna iniciativa de promoción económica, industrial o empresarial destinada a rehabilitar y crear nuevas zonas industriales y comerciales o la revisión del plan general.

No sólo no escuchan al Pleno y a la oposición, sino que además “pisotean” su programa electoral. Incumpliendo principios como la reducción de cargos de confianza. Ha multiplicado por dos el número de directores generales, en realidad cargos de confianza B, e insiste en incumplir la sentencia judicial que determinó su ilegalidad.

Otro ejemplo es la remunicipalización de servicios públicos, que no sólo no están ejecutando sino que además están haciendo todo lo contrario, motivo por el que los trabajadores están en pie de guerra y han provocado la suspensión de dos plenos.

Además, el ayuntamiento se ha convertido en un gran cortijo donde reina el favoritismo y el clientelismo ya sea en el acceso a cargos directivos o a jefaturas en la administración, dejando a un lado los criterios de mérito y capacidad. .

Ante esta parálisis, sin un modelo de ciudad, sin un liderazgo político, sin proyecto y un alcalde abrazado al populismo y refugiado en la interpretación de un falso rol de buenismo, en ULEG consideramos que Leganés no puede estar otros cuatro años más paralizado y que sería una irresponsabilidad por nuestra parte no intentar cambiar esta situación.

Para nuestra formación, las urnas transmitieron el mensaje de que era necesario una nueva forma de hacer política basada en la honradez, la ejemplaridad y la transparencia, alejándonos de los vicios de la vieja política que partidos en Leganés como PSOE o IUCM siguen empeñados, a pesar de los continuos varapalos electorales, en no querer comprender, en no tender puentes para llegar acuerdos, no queriendo sumar, sino imponer.

En línea con lo anterior, desde la primera reunión mantenida por nuestros concejales con los representantes del gobierno les hemos transmitido nuestra vocación de servicio y nuestra disposición a sacrificar postulados partidistas y cálculos electorales para corresponsabilizarnos de la gestión de la ciudad y avalando la estabilidad y gobernabilidad de la ciudad, garantizando a su vez que la acción del gobierno se corresponda con la mayoría política y vecinal representada en el Pleno municipal.

Sin embargo, PSOE e IU han demostrado su incapacidad y falta de cintura política negando esta posibilidad y transmitiendo que el único acuerdo pasaba por un presupuesto municipal. Para ello, hizo público un listado de 52 puntos que por medio del presente documento completamos, matizamos o modificamos con la intención de llegar a un acuerdo final entre PSOE, IU y ULEG.

Las propuestas que presentamos, en un documento de mínimos que completa las remitidas por el gobierno, han supuesto un enorme esfuerzo y sacrificio para Unión por Leganés-ULEG puesto que hemos tenido que aparcar o soslayar multitud de medidas e iniciativas que forman parte de nuestro programa electoral. Propuestas legítimas que se posponen en aras a ese acuerdo, ya que si bien entendemos lo beneficioso que sería para el interés general la puesta en marcha de todo nuestro programa, más nos lo parece que Leganés cuente con un presupuesto que incorpore estos mínimos indisponibles y que logren arrancar a nuestra ciudad de la parálisis actual.


ACUERDOS

Medidas de democratización y buen gobierno.

- El gobierno de Leganés se compromete a no llevar a cabo ninguna actuación, obra, proyecto o iniciativa que cuente con el posicionamiento en contra del Pleno municipal.

- Existirá un compromiso por parte del gobierno de Leganés de que se acatarán los informes emitidos en las comisiones plenarias de Contratación, desistiendo de continuar con procedimientos en la Junta de Gobierno Local donde se haya pronunciado en contra las mencionadas comisiones.

- Los plenos extraordinarios se podrán celebrar y serán convocados por el propio alcalde-presidente siempre que lo soliciten el número de ediles que establece el ROM. Es decir, no existirá el límite, actualmente son tres, que en un año un edil puede pedir para la celebración de un pleno extraordinario.

- No se externalizará ningún servicio público del Ayuntamiento que en la actualidad se esté prestando con personal propio municipal, del mismo modo que no se transferirá ningún servicio a otra administración (como el servicio de extinción de incendios).

- Se reducirán en al menos un 50% los cargos de confianza y los directores generales. Además, se establecerá, tal y como establece la Ley de Bases de Régimen Local y ha remarcado la Justicia, que para los directores generales haya un proceso de selección que respete el mérito y la capacidad.

-Se suprimirán todos los gastos de representación, en especial los asociados a comidas, viajes… En los casos que protocolariamente sea preciso un desembolso o un gasto público, se someterá a votación en la comisión de contratación cuyo dictamen será vinculante.

- Se creará la figura del Defensor de la Diversidad Funcional que trabajará a diario junto con el Foro de la Diversidad Funcional y las entidades sociales.

- Se rechazará institucionalmente el transfuguismo político, eliminando cualquier “privilegio” (despacho, prebenda, asiento en consejo de administración de empresa pública…) de quienes traicionan a los votantes y la voluntad política emanada de las urnas, con el único fin de beneficiarse de manera personal a toda costa.

Transparencia.

- Se incluirá una partida presupuestaria destinada a la contratación de una auditoría económica y laboral independiente, externa y completa tanto del ayuntamiento de Leganés como de sus empresas municipales, donde se analicen las principales magnitudes económicas y financieras, así como los servicios públicos y los recursos humanos disponibles con el objetivo de mejorar la gestión del personal público, planificar y redistribuir las tareas y cargas de trabajo en beneficio del servicio a los vecinos y del interés general.

-El gobierno encargará informes jurídicos a los habilitados nacionales y a la asesoría jurídica municipal para que dictaminen la legalidad y la viabilidad de la municipalización de los servicios públicos privatizados. Si se contara con tal aval jurídico, el ayuntamiento pondría en marcha un plan para recuperar para la gestión directa (municipalización) de esos servicios.

-La web del ayuntamiento incluirá absolutamente toda la información relativa a ordenanzas, presupuestos, rpt, convenios urbanísticos o empresariales, planes urbanísticos, estudios de detalle, condiciones y articulado de las concesiones administrativas… La comisión de contratación impulsará la publicación de toda esta información.
Instalaciones.

- Se establecerá un calendario concreto de planificación de las obras presupuestadas, su financiación plurianual y un compromiso específico de finalización.

- El compromiso de que la Piscina Solagua sea reconstruida e inaugurada al público como muy tarde en verano de 2018. En los presupuestos de 2016 se incluirán partidas para el proyecto y ejecución de las obras.

- Se creará una partida específica no inferior a un millón de euros anual para un mantenimiento y conservación integral de edificios municipales y de la vía pública. Se primará el mantenimiento y el acondicionamiento de zonas interbloques en los barrios sobre la obra “nueva”, desterrando cualquier tipo de obra “faraónica”.
Obras y urbanismo.

- El Ayuntamiento de Leganés a través de su presupuesto municipal destinará 3 millones de euros en esta legislatura para la rehabilitación de fachadas y cubiertas, subvención de ascensores, eliminación de barreras y sustitución de bañeras por duchas. Esto no es óbice para pedir ayudas a UE, Estado, CCAA o la colaboración de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés para tal fin.
Empresas municipales. Personal

- El gerente de EMSULE, encargado de la dirección y la gerencia de la empresa municipal tendrá un contrato temporal de alta dirección, que finalizará al terminar la actual legislatura. Será seleccionado a través de un proceso selectivo de libre concurrencia basado en el mérito y capacidad, siendo ratificado mayoritariamente por el consejo de administración.

- La empresa LGMedios no tendrá gerente.

- LGMedios publicará un boletín informativo en las mismas condiciones realizadas en la pasada legislatura. Ahorrando cerca de 60.000 euros / anuales sobre la propuesta inicial del actual gobierno. Es decir, se desiste de seguir con el proceso de “resucitar” la revista La Plaza o similar, para evitar tentaciones de propaganda partidista e intoxicación informativa con dinero público (cerca de 100.000 euros al año).

- Todas las partidas presupuestarias de publicidad institucional del Ayuntamiento de Leganés y de EMSULE serán transferidas y gestionadas a través de la empresa de comunicación LGMedios. La planificación publicitaria se decidirá en el consejo de administración y atendiendo a criterios objetivos y profesionales.

- Se regulará el nombramiento de los consejeros de administración siguiendo la línea marcada en anteriores corporaciones. Únicamente concejales pertenecientes a grupos políticos municipales podrán pertenecer a los consejos de administración de EMSULE y LGMedios. En ningún caso, un concejal no adscrito / tránsfuga podrá ser consejero de ninguna empresa municipal.

0 comentarios:

.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.