Desde el año 2008

.

.

Leganemos denuncia el cierre de aulas impuesto a los colegios públicos por la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid reduce la oferta de plazas en centros educativos públicos provocando la masificación del alumnado en las aulas.

Como ya hemos denunciado en otras ocasiones, la Consejería de Educación diseña una red de centros educativos para Leganés sin tener en cuenta la opinión de los diferentes sectores de la comunidad educativa del municipio.

Este diseño lo hace en base a sus propios criterios. Unos criterios que como se ha demostrado en multitud de ocasiones se centran en la mercantilización de la educación favoreciendo la escuela privada-concertada en perjuicio de la pública.

Así, el Gobierno regional está cerrando aulas en centros públicos en los últimos años (incluso antes de que se inicie el periodo de matriculación) mientras permite la apertura de aulas en centros privado-concertados donde se dan las mismas circunstancias o incluso peores en cuanto a demanda y solicitud de familias que en los centros donde se suprimen unidades de la pública.

Estos cierres de aulas y fusiones de centros provocan que tengamos centros educativos públicos masificados con unas ratios muy elevadas que provocan una pérdida de calidad educativa.

Tras finalizar el periodo de escolarización, son varios los centros del municipio en los que hay suficiente demanda para volver a abrir las aulas cerradas en cursos anteriores. Por eso nos sumamos a la reivindicación de las comunidades educativas de estos centros que solicitan la apertura de las aulas suprimidas en cursos anteriores como es el caso del CEIP Francisco de Quevedo o el CEIP Concepción Arenal.

En cualquier caso, en LEGANEMOS ya estamos trabajando junto con otras organizaciones en la creación de una mesa de trabajo con representación de la comunidad educativa, partidos y sindicatos para que entre todas y todos elaboremos una red de centros en el municipio participada y consensuada.

Esta exigencia de transparencia y participación nos parece imprescindible si queremos hablar de servicios públicos de verdad y de una escuela pública de tod@s para tod@s.

4 comentarios:

María Dolores Montoro de Francisco dijo...

Viene bien recordar a algunos que la enseñanza tiene como objeto la educación del niño y la del joven y que el centro y eje del llamado sistema educativo tiene que ser el alumno y su formación, no el "profe" y su puesto de trabajo, el "dirw" y su mandanga o el orientador y su sentido en la vida. Y no digamos del concejal de educación ¿? o el consejero, ministrín, asesorcico, arrimado profesional, ministro o político que se vista por la cabeza o los pies.

Porque no.

El alumno es lo importante.

Y se nota que es importante, cuando por ejemplo cae la demografía y se forman grupos de 4 o 6 alumnos y nos empeñamos en seguir dando asignaturas en un centro que ya no puede albergarlas porque no hay masa crítica.

Porque no se puede hacer una comunidad educativa de intercambio y funcional sin casi alumnos, a la mayor gloria de los profes que quieren seguir medrando... aunque no haya suficientes alumnos en la asignatura.

Pasa cada día. De pronto dejaron de ser necesarios los bobinadores de solenoides para motor industrial... y comenzaron a solicitarse expertos en control numérico para las fresadoras ...¡ Vous êtes habitués à une technologie plus récente, qui est... voilà.

Un número algo menor de alumnos puede ser un alivio si no es sub óptimo, como cualquiera puede comprender. Menos alumnos a veces significa que desaparece una opción, una optativa, una posibilidad de elegir y un desarrollo mejor de la libertad para poner las bases del futuro del alumno. Otras veces, ser pocos implica que se van a tener que juntar distintos niveles de un idioma en la misma clase ... no va a ponerse un nivel con un alumno, otro con tres y otro con cinco... se unen y se forma una amalgama de 9 con un profesor retado permanentemente a triplicar la clase aburiendo a unos y otros y proparando mal a todos.

Y qué me dicen de los estudios superiores, Pregunten a su Jesucristo de la coleta si su formación en políticas habría sido lo mismo estando solito en clase, sin nadie a quien engañar. Definitivamente, para que haya una comunidad educativa la parte del alumnado necesita una masa crítica de alumnos que se relacionen en clase y fuera de ella, que tengan una cierta diversidad, que intercambien y aporten todos. Pero en la parte docente también hacen falta departamentos que no sean unipersonales, que tengan movimiento, inquietudes y puntos de vista en continua contingencia y en sana pugna. Nada más muerto que un centro con 4 alumnos en una asignatura con un profesor solito en el departamento, languideciendo por falta de estímulo intelectual y confitado en sus mantras. Y en cuanto a padres, diríase lo mismo, una comunidad educativa con cuatro padres corre riesgo de ser una partida de mus con cuatro tristes puntos de vista pueblerinos tendentes a no separar la vista de sus ombligos.

Quitemos de los temas la plantilla de pensamiento quinquenal y pensemos de verdad en los chavales.

Seguirá habiendo torres y torres de solicitudes para la enseñanza concertada y algunos no entenderán por qué la gente sigue valorando tanto la libertad. Por ejemplo la de elegir lo que tan caro pagan.

Cuidado con lo que se repite sin analizar.

Hombre sencillo dijo...

Querida Lola:

Es muy malo hablar desde el sectarismo. Sobre todo si se habla de lo que no se conoce...

Gracias al PPSOE tenemos una mala enseñanza pública y privada. La pública está maltratada y con sus aulas abarrotadas de alumnos. Por no hablar del daño que está haciendo la supuesta enseñanza bilingüe...

El panorama en la privada no es mucho mejor: profes PAGANDO a empresas ajenas a la enseñanza para poder ejercer, proselitismo religioso y un largo etc. El padre que busca calidad en la enseñanza privada concertada...Haría bien en investigar un poco.

Si quieres buscar ahorros...Mejor que pidas el cierre del parlamento regional y el cese de cargos de confianza en una administración que sirve muy poco al ciudadano.

Saludos.

Ruf. dijo...

Yo años ha me reía de la pedagogía, demagogia mejor, del aprender a aprender, y decía a aprender se aprende aprendiendo.

Sin menoscabo de la metodología, pero sin abusar.

En el tema, hitos hubo, Villar Palasí dio un paso de gigante, la EGB, Maravall trajo una descabellada reforma de los Planes de Estudio Universitarios que rebeló a la Universidad, afortunadamente el tema se recondujo un tanto.

En fin, en fin, que no es fácil la cosa.

En cuanto al debate pública-privada, es obvio que se debe potenciar la primera, aunque jamás se hizo, quizás porque sus supuestos defensores nunca la pisaron, sus hijos tampoco.

La trajo el Psoe, la concertada, aunque algunos lo olviden, tal vez hubo que hacerlo.

La comparación es difícil, mucho, compañeros míos de estudios, profesores ellos, matizan que hay que comparar todo, entorno incluido, el alumno no crece en la nada.

A cada cual lo suyo.

Ruf.

Ruf. dijo...

Je, je, Ortega fue muchas cosas, básicamente el prototipo de intelectual, el que algo dice, el que crea opinión, por lo demás era un diletante, un pedante, con el libro, en alemán por supuesto, de filosofía claro, vuelto del revés en el bolsillo del abrigo, pero bien visible.

Sabia posar, bien, sus conferencias tenían una gran repercusión social.

Quién le conoció bien, Don Vicente Cacho Víu, quizás el último gran institucionalista, disciípulo eximio de Ortega, largos años alma mater de la Fundación Ortega y de la Revista de Occidente, profesor mío en un curso inolvidable en la Residencia de Señoritas, calle Fortuny, nos habló largo y tendido, de primerísima mano, sobre esta faceta orteguiana, para mí la más notable.

Por lo demás, y en su versión eminentemente filosófica, Ortega fue básicamente un profesor, un divulgador.

Prefiero otros, Ferrater Mora, el primer García Morente, Gustavo Bueno, y más modernamente mi profesora y amiga Montserrat Galcerán Huguet.

Claro que al menos Ortega dijo algo, y un poquito aportó a la sociedad.

No solo palabras huecas, que nada dicen, de los que nada saben.

Resumiendo, Ortega fue lo que luego quiso ser Umbral.

Y lo que en este pueblo se achaca al Josmán, poetastro de barrio.

O lo que es, sin pretenderlo, Ruf.

Y lo que siempre será Don Jesús.

Pero jamás el Simple.

Dijo mi antiguo profesor de Filosofía Luis Alcántara Quiñones, que según Russell, sobre el que versaba su tesis doctoral, había cosas que eran imposibles.

Yo le contesté que como el crecer, él era bajito, me replicó airado, las féminas en bloque me salvaron.

Un simple, es solo eso.

Ruf.


.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.