Desde el año 2008

.

.

Leganés disfruta ya de su Belén municipal

En el centro municipal Juan Muñoz, hasta el 6 de enero.

“Fantasía belenista de Petra” es el título del Belén que presenta estas Navidades el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Cultura.

El tradicional belén que el Ayuntamiento expone cada año, a través de la Concejalía de Cultura, puede visitarse ya en el centro municipal Juan Muñoz.

La exposición es una personal interpretación escenográfica de la Natividad, del artista Ángel Luis López, cuya puesta en escena contempla la representación de diversos episodios vinculados al Nacimiento e Infancia de Jesús, adaptando para ello de forma libre los textos bíblicos y apócrifos, a través de un enfoque estético y didáctico, que no menosprecia su tradicional sentido recreativo.

Recrea los ambientes populares de la capital de los nabateos, Petra. Entre los elementos más significados de la representación de este año se encuentran la representación de la gruta de anunciación a los pastores, la gruta de la Natividad, la caravana de los Reyes Magos,

El Belén ocupa una superficie de veinte metros cuadrados sobre la que se distribuyen las figuras elaboradas en el prestigioso taller madrileño de José Luis Mayo Lebrija. Todas las piezas expuestas están elaboradas en terracota y pasta cerámica con un tamaño que oscila entre los 24 cm para las más próximas y los 11 cm para las situadas en último plano. El conjunto artístico se completa con una colección de varias figuras del belenista Joaquín Pérez.

El Belén Monumental “Fantasía belenista de Petra permanecerá expuesto hasta el 6 de enero de 2011 en el salón de actos del Centro Juan Muñoz, calle Juan Muñoz, 9. Leganés con un horario de visitas durante el período navideño: de 11 a 14 horas y de 17 a 21:30h.

En Leganés ya hemos podido disfrutar de algunas de las muestras artísticas de Ángel Luis López, quien expuso dos de sus creaciones en Leganés, en los años 2006 y 2008 con “Amanecer en el Cairo” y “Capriccio Veneziano” respectivamente, obras que destacaron por su gran belleza y novedad.

Para el concejal de Cultura, José Castejón (IU): “Está es una ocasión ideal, dentro de estos días demasiado protagonizados por el consumismo, para disfrutar en familia de una muestra artística que nos transportará a uno de los lugares más enigmáticos y atrayentes, la ciudad de piedra de Petra, procurando con ello actualizar una de nuestras tradiciones. Desde la Delegación de Cultura, añadió el edil, esperamos que la acogida de este año sea tan buena como la de años anteriores”.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

No me gusta nada. No sé por qué el enfoque didáctico tiene que centrarse en Petra, para lo que el autor dice que ha tenido que hacer una interpretación muy libre de los textos bíblicos. Y tan libre.
En fin, hay gente pa tó.

Anónimo dijo...

¿quien va a disfrutar este año de la cabalgata de reyes si el concejal de cultura a impedido actuar a la banda de cornets tambores y gaitas de la emm pablo casals por que di ce que le cuestan dinero y no les a querido comprar partituras nuevas y ademas la empresa nueva no tiene un profesor que puede hacer cargo de ella?

Anónimo dijo...

Los chavales de la banda si van a la cabalgata lo que tienen que hacer es tocar, pero tocar los co-ones como se los han tocado a ellos y a sus profesores; y que sople el soplapo--as de Castejón, Alarico y Cía., y sobre todo Montoya, ese, ese que se ha tocado la po--a toa la legislatura.

Anónimo dijo...

Este es el Belén que cuando yo era niño veía en la Plaza de España, pero que desde que llegó Montoya a la alcadía esconde, con el pretexto de que había vándalos que le tiraban cosas y se llevaban las monedas que los vecinos y vecinas de Leganés echábamos casi como en la Fontana de Trevi.

Este es el Belén que ha sido sustituido en la Plaza de España por un frío arbol blanco en el que la única referencia a la Navidad es ninguna.

Es es el Belén que anuncia, un año más, el nacimiento de Jesús para toda la Humanidad que quiere celebrarlo. ¿Dónde hay algo que en Leganés que diga eso, Feliz Navidad?

Anónimo dijo...

Ahora se dice "felices fiestas", nadie dice feliz Navidad, por eso de la corrección política y la multiculturalidad, y que nadie se sienta excluido u ofendido,
Anónimo, creo que la memoria de traiciona, pues el belén de la plaza de España era el tradicional, no situaba el nacimiento en Petra. Creo que los belenes son de las pocas cosas que, por ser algo tan tradicional, no admiten muchas innovaciones, pues todo el mundo espera encontrar, año tras año, el belén de la infancia con sus escenas y personajes típicos.
El árbol que han puesto en la plaza creo que es bonito y está siendo aceptado, pues he visto a muchas personas haciéndose fotos.

Anónimo dijo...

El belén que había en la Plaza de España lo destrozaban, no los vándalos, sino los papás y mamás y los niños que había cogido la tonta costumbre de arrojar monedas. Unos jugaban a atinarle a los nuñecos a durazos. Tenían que cambiar el Niño Jesús varias veces durante el mes que estaba el Belén, porque lo dejaban mutilado, tuerto, picoteado...
Muchos otros no jugaban a atinarle al muñeco, pero igualmente estropeaban el paisaje del belén con tanto durito y pesetita desparramado. Un desastre.
Si querían dar limosna, podían haber buscado otro modo de hacerlo sin destrozar el Belén.
Así que lo han tenido que cambiar de sitio.
Muchas veces tenemos lo que nos merecemos.

Anónimo dijo...

Los belenes que los ponga la Iglesia Católica en sus locales, si quiere. Como hacen en la Catedral de la Almudena, por ejemplo. No en los espacios públicos, que son de todos.
España no es ni confesional ni siquiera mayoritariamente Católica. Que muchos, aunque nos bautizaron de pequeños, no creemos, o no practicamos, o renegamos de una organización que protege y ampara a pedófilos.
En España, en igualdad de derechos legales con los católicos, hay Evangelistas, Adventistas, Testigos de Jehová, Protestantes, Musulmanes, Ateos, Agnósticos, Judios, Budistas, Confucionistas, etc., etc. ¿Que pasa, ahora vamos a tener que montarles sus belenes, o lo que pongan, a todas las confesiones religiosas?
Entonces yo que soy ateo quiero que me monten un lupanar, gratis claro.
Demasiado es que el Ayuntamiento cede el local, paga el montaje, el vigilante y el conserje.
Con mi dinero, sin mi permiso, y contra mi voluntad.

Anónimo dijo...

Tampoco hay que ser tan radical llevando el laicismo al extremo. Si nos empeñamos en eliminar todo lo que tiene su origen en la religión, nos quedamos sin tradiciones y cultura popular, o se sustituyen artificialmente por otras sin ningún arraigo. Todas las fiestas tienen origen religioso y lo que resulta estúpido es que para evitar nombrar la Navidad se diga que son las fiestas del solsticio de invierno, enlazándolas con cultos de sociedades agrícolas anteriores al cristianismo, pero religiosos también.
En la infancia disfruté muchísimo montando cada año el belén; después, mi evolución personal me ha llevado por caminos en que la religión está ausente y no la necesito para nada, pero eso no me impide disfrutar con los villancicos (que son canciones populares, al fin y al cabo), recordar momentos felices de mi infancia cuando veo un belén, o disfrutar de las fiestas.
El belén es una de las tradiciones de origen católico más simpáticas y con las que los niños actuales disfrutan, y creo que no hay que ser tan beligerante con ellas, pues a través de estas y otras tradiciones las nuevas generaciones conectan con las de sus padres o abuelos, lo que también es necesario para el pleno desarrollo de la personalidad. Considero que hay que aceptar y asumir nuestra historia y cultura, integrando las tradiciones en nuestras vidas, aunque sea sin la intensa carga religiosa que tuvieron en épocas pasadas.

Anónimo dijo...

Contra-réplica del penúltimo al último anónimo:
Tiene usted mucha razón en todo cuanto dice. Lo cual tampoco desmiente la mayoría de los argumentos anteriores.
Las tradiciones populares son cambiantes y no siempre deben ser repetidas. Estará usted de acuerdo conmigo en que hay ciertas tradiciones que más valdría desterrar. No digo que el Belén tenga que ser el caso.
De cualquier modo, en vez de un Belén en la Plaza, que tiene unas connotaciones claramente religiosas, ahora ponen un árbol de Navidad, que empieza también a ser tradicional y es un símbolo más laico.
Con independencia de mantener un criterio diferente al suyo, le agradezco el respeto y amabilidad con que ha efectuado su réplica.

Anónimo dijo...

Al fanático, que también le quiten la extraordinaria de Navidad. ¿a que eso sí te lo quieres quedar, mamoncete?

Anónimo dijo...

Efectivamente, las tradiciones y costumbres son cambiantes y desaparecen o se modifican en el momento que dejan de tener sentido en la sociedad, pero no deben ni suprimirse ni imponerse otras por la fuerza.
Ocurre con tradiciones de origen religioso o con otras actualmente discutibles como pueden ser los toros, que ha de ser a través de los cambios de valores que se producen en la sociedad como vayan desapareciendo o transformándose, y no debe ser el Estado, según sea el partido de turno que gobierne, el que diga si se colocan belenes en Navidad o se celebran corridas de toros.
Teniendo en cuenta la diversidad actual de culturas, entiendo que en ciertos espacios públicos como escuelas se eviten los símbolos religiosos, pero sin llegar al extremo de que en ninguna dependencia pública se pueda colocar un belén que hoy se ha de considerar como una expresión de la cultura española (italiana también) más que como símbolo religioso.
Creo que lo inteligente es aprovechar todas las tradiciones de cualquier cultura o procedencia en lo que tengan de bueno o positivo, y disfrutarlas.
Me resultan admirables esas personas que viniendo de otras culturas y tradiciones, cuando llegan a España y sin olvidar sus costumbres, celebran las fiestas de Nochebuena o Reyes, o esos españoles, por ejemplo de Ceuta o Melilla, que se apuntan a ciertas costumbres del Ramadán aunque no lo vivan en su dimensión religiosa.
Respecto a la Iglesia Católica, habría que empezar a aceptarla como una más, olvidándonos de su papel en el franquismo; sobre sus manifestaciones, cada cual que las viva como quiera, con significado religioso, o simplemente como parte de la cultura, o que las ignore.

Anónimo dijo...

Dígame el sr. Anónimo que habla de la Paga de Navidad su número de cuenta, que le haré llegar la paga extraordinaria que NO me paga el cabrón explotador de mi jefe.
A ver si me la abona, aunque sea el 14 de Abril, que la del 18 de Julio tampoco me la pagó.
Si sigue así la cosa voy a tener que ir por ahí a buscar un Belén a un pueblo donde gobierne el PP, a robar los centimillos que echan los niños.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.