Desde el año 2008

.

.

El Supremo admite el recurso de Montes y 40 médicos para ser indemnizados con 7,5 millones por el 'caso Leganés'

El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de casación interpuesto por el doctor Luis Montes, 40 médicos y la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa de Leganés, contra la sentencia que desestimó la reclamación a la Consejería de Sanidad de más de 7,5 millones de euros como indemnización de daños y perjuicios por las consecuencias derivadas del 'caso Leganés', en el que se investigaron supuestas sedaciones irregulares practicadas en el servicio de Urgencias.

En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal acepta el recurso de casación que se presentó contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 27 de mayo de 2009, que rechazó la petición económica.

Al igual que en el anterior recurso, los recurrentes solicitan que se indemnice con 300.500,05 euros a Luis Montes, con 150.253,03 para cada uno de los 40 médicos y con 1.202.024,21 euros para la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa.

En el recurso de casación se expone al Supremo que la Consejería de Sanidad, dirigida entonces por Manuel Lamela, "permitió, fomentó y no impidió, intencionadamente o de forma imprudente, en primer lugar, que llegara a la opinión pública el contenido de unas denuncias anónimas sobre supuestas sedaciones excesivas".

"En segundo lugar, no impidió, o permitió o, incluso, propició que llegaran a la opinión pública las actuaciones y decisiones que desde la Consejería se adoptaron, otorgando, de esta manera, fiabilidad y credibilidad al contenido de tales denuncias", añade.

El recurso añade que "esa actitud de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid produjo, no sólo una sensación de enorme miedo, desconfianza y alarma social en los ciudadanos, sino también un daño en la dignidad, honor y buen nombre del Doctor Luis Montes, de los médicos y demás personal sanitario".


La acusación contra el anestesista y su equipo tiene sus orígenes el 11 de marzo de 2005. Ese día, Lamela decidió relevarlos de sus puestos tras conocer dos denuncias anónimas. Se les acusaba de 400 homicidios por la presunta práctica de sedaciones ilegales en las Urgencias del hospital de Leganés.

Tres años después, un auto de la Audiencia Provincial de Madrid confirmó el sobreseimiento de la causa, ordenando que se suprimiera toda referencia a la posible mala práctica médica de los profesionales del Severo Ochoa. Los magistrados no pudieron demostrar en su auto la relación causa-efecto entre las muertes de los pacientes y las sedaciones a las que fueron sometidos.

La Sala tomó esta decisión al estimar un recurso de apelación interpuesto contra un auto del Juzgado de Instrucción número 7 de Leganés, de 22 de junio de 2007, que determinó que se produjo 'mala praxis' médica. El juez no pudo acreditar la conexión entre ésta y las muertes, lo que es necesario para establecer la existencia de delito.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Este señor Montes e un cara dura, un médico que actúa con una ideología radical, que realiza como mínimo mala praxis médica, tal como detrmina una sentencia de un juez de Leganés y que no se haya podido probar la relación causa-efecto con las muertes no significa en absoluto que no existiese. Ha habido querellas de particulares de casos bastante sospechosos.
Ahora lo que quiere encima es enriquecer su patrimonio personal a costa de nuestros impuestos y el dinero que pagamos para nuestra atención médica. Era lo último que nos faltaba.
Por otra parte los primeros en dar pábulo a las denuncias contra él fueron los miembros del Gobierno socialista, que a través de la Minstra de sanidad la señora Salgado, ahora ministra de nuestra maltrecha economía, dio la voz de alarma para que la consejería actuara.

Anónimo dijo...

Excelente noticia. Deseo que gentuza como Miguel Ángel Rodríguez acaben en la cárcel por respaldar la persecución inquisitorial de médicos inocentes.
Me lo voy a pasar de miedo viendo a todos estos babosos desfilar ante los tribunales.

Anónimo dijo...

La primera babosa que va a desfilar es Emilia Quirós, que dijo iniciales en un pleno que sigue colgado en internet, revelando datos clínicos de las historias sociales de los indigentes de Leganés, y encima lo hizo para perjudicarles y denostarles y así defenderse de la que le estaba cayendo encima.

Si las iniciales de los fallecidos en el sendero de iluminados está mal, no vean lo mal que está lo que reveló Emilia en pleno municipal, mantenido por Legacom en la web.

Anónimo dijo...

Montes ponía bolos de morfina, dormicum y haloperidol a dosis mortales. Y lo hacía sin consentimiento. Lo que no se ha podido demostrar son las causas de las muertes, no había cuerpos.

Yo le deseo a todo el que felicita a Montes que no le pregunten nada y le pongan Dormicum, haloperidol y morfina. Se irán sin despedirse, como los perros de la perrera que son demasiado viejos para que los adopten o los caballos que se parten las patas.

Anónimo dijo...

Me parece muy bien que paguen todos los que le acusaron sin motivos.

Anónimo dijo...

Primero, si no le importa, tienen que ganar el juicio y los recursos. No se piense que Justicia es todo lo que usted quisiera que fuera justo.

.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.