Desde el año 2008

.

.

Rubén Fernández rectifica la información publicada por DLEGANÉS

La próxima edición impresa en papel publicará una amplia entrevista al expresidente del "Lega"

Estimado señor Director, acogiéndome a los artículos 1, 2 y 3 de la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de Marzo sobre la regulación del Derecho de rectificación, le solicito que publique íntegramente la rectificación que a continuación le facilito, respecto a la información publicada en la edición de Noviembre.

"Gracias al sacrificio económico de Rubén Fernández, perdiendo más de un millón de euros, el Lega está saneado
885.985,71 € prestados al club en 4 años y convertidos en acciones después

940.468,08 € pagados en acciones en 4 años

1.826.453,79 € gastado en el club para que encima te traten como un sinvergüenza"


"En primer, y ante el titular publicado por su periódico de “La gestión de “infarto” del expresidente, Rubén Fernández, lastra los resultados” y “ESCÁNDALO EN EL “LEGA”“ quiero manifestarle que para enjuiciar la buena o mala gestión de una entidad, no se puede realizar sin tener conocimiento de la misma, que es lo que su periódico está realizando, ya que la gestión del Club Deportivo Leganés S.A.D., ha sido aprobada por los accionistas del Leganés, más de 80, año tras año, desde que me hice cargo de la entidad. Y la mejor prueba de ello, es que ha día de hoy ninguno de los accionistas del Club se ha pronunciado en contra en las Juntas Generales de Accionistas, que es donde se debe discrepar o poner de manifiesto las supuestas irregularidades, como así consta en todas las actas de las Juntas Generales aprobadas desde el 2004.

En segundo lugar, respecto a la afirmación recogida en la que se afirma que Rubén Fernández ha desviado todo su patrimonio, preparando su conversión en un “insolvente profesional”, respecto a dicho extremo quiero indicarle que a lo largo de mi vida profesional que se alarga a más de 14 años, sólo he tenido una plaza de aparcamiento en la calle Ordoñez de Leganés, la cual utilice para constituir una sociedad, no habiendo tenido ningún otro inmueble en propiedad en mi vida, por lo que es totalmente falso que me haya convertido en insolvente profesional, cuando no he procedido a realizar ningún alzamiento de bienes, ni parecido, que por otro lado sin bienes es imposible que se produzca.

En tercer lugar, respecto a la afirmación recogida en la que se afirma que “el Club tiene una enorme deuda con Rubén Fernández”, quiero manifestarle que dicha información es totalmente falsa, puesto que el Club no me adeuda ni un solo céntimo, por lo que huelga contestar a su otra manifestación en la que indica “que así cobraré por mis acciones y por la supuesta deuda.

En cuarto lugar, respecto al final del artículo titulado “¿El timo de la estampita?, en el que indica que “Para que los embargos que le persiguen Rúben no tiene ningún bien: sus acciones están a nombre de terceros (particulares y/o empresas), quiero manifestar que dicho extremo es totalmente falso, yo no he tenido acciones del Club Deportivo Leganés S.A.D. más que a través de las empresas de las que era Administrador o Consejero, y sólo he tenido las acciones que suscribí mediante la anterior ampliación de capital, en pago de los cuantiosos prestamos realizados por mi parte al Club.

En quinto lugar, hacen referencia a que sigo siendo el hombre fuerte en el “Lega”, y que “mediante pacto secreto entre él y el nuevo inversor, Felipe Moreno, puede llegar a recuperar el Club”. Respecto a esta información falsa, quiero indicarle que soy el segundo mayor accionista de la entidad, y como tal alguna responsabilidad me corresponderá en el Club, pero pese a ello como podrán comprobar fácilmente preguntando a Felipe Moreno o a los que le rodean, desde el final de la temporada pasada, no he tomado decisión alguna respecto al Club. Respecto al supuesto pacto secreto para recuperar el Club, no existe pacto secreto alguno, sino que es una de las clausulas del contrato de venta de acciones del Club a Felipe Moreno, suscrito igualmente por Vicente González Zurdo, en la que en caso de que Felipe Moreno no cumpla con los pagos estipulados perderá las acciones que ya se le han transmitido, así como las que adquirió mediante la ampliación de capital.

En sexto lugar, se afirma que “En un proceso largo en el tiempo y lleno de irregularidades Rubén se hace con la mayoría del club deportivo “Se engaña a muchos accionistas, se engaña al Ayuntamiento, a los jugadores y a todos los aficionados, manifestaron varios accionistas a este periódico”. No tengo por más que reiterarme en que si ha existido dicho engaño a todos, han tenido cinco años para ponerlo de manifiesto, en primer lugar los accionistas que han aprobado año a año las Cuentas Anuales y la Gestión de la entidad, o es que los supuestos accionistas engañados aprobaron en su día dichas Cuentas y la Gestión, y por eso se esconden detrás del periódico sin atreverse a dar la cara; En segundo lugar al Ayuntamiento, que año a año ha comprobado las Cuentas Anuales, las Auditorias de Cuentas, las facturas de ingresos y gastos, los impuestos, los certificados de estar al corriente de pago, no creo que la Interventora que no tiene nada que ver con los políticos, fuera hacer la vista gorda ante el supuesto engaño producido; Y en tercer lugar los aficionados, respecto de estos no quiero pronunciarme, puesto que con los que he tenido contacto continuo me han demostrado que hay que estarles muy agradecidos por la paciencia que tienen, puesto que siguen acudiendo al estadio pese a los malos resultados, pero al menos han sido fieles año a año, y más aún cuando les han dejado entrar gratis o casi gratis, en este momento han aparecido muchos más aficionados, que cada uno los juzgue, no voy a ser yo quien me pronuncie.

En sexto lugar, se afirma que como consecuencia de la “gestión de infarto que hunde económicamente el club para mucho tiempo”, debo manifestar que el club se saneo económicamente durante la temporada pasada, gracias a que vendí por un 43% de su valor parte de las acciones que durante cinco años he adquirido en el Club, lo que me ha supuesto perder algo más de un millón de euros para que el Club se sanease económicamente a mi salida, dejándolo sin deuda alguna, con una plantilla muy competitiva, en play off de ascenso, y con la planificación de la temporada actual preparada con el fin de que se mantuviera la continuidad del equipo que consiguió clasificarse para el Play Off.

En séptimo lugar, se acusa de que los jugadores “Cobran en dinero negro”, lo que es una acusación de un delito, el cual es totalmente falso, en el Club desde mi llegada al menos, todos los pagos que se han realizado a todos los jugadores, entrenadores, personal laboral, gerentes, directores deportivos, hasta a los jardineros, se ha realizado mediante transferencia bancaria, las cuales constan en la contabilidad, lo que hace muy fácil su comprobación.

En octavo lugar, se me acusa “Rubén incluso propuso en una Asamblea General que el club no cotizase a la Seguridad Social por ellos”, dicha afirmación no es falsa, sino que lo que paso fue todo lo contrario, se valoro la forma de aliviar la importante carga económica que supone para el Club la Seguridad Social, y ante las diferentes propuestas, la primera que se elimino, fue la de no cotizar por los trabajadores, ofreciéndoles a los mismos a la renovación de los contratos profesionales con el condicionamiento de cotizar por 2 horas diarias ya que no llegan a cumplirlas la mayoría de los días, a lo que aceptaron como consta en los contratos de trabajo de los jugadores, ya que los mismos son a tiempo parcial y no a tiempo completo.

En noveno lugar, se indica que “Las acusaciones contra Rubén y su “socio” Duque son muy graves, se les considera los responsables de haber boicoteado, con continuas insidias en el banquillo, el ascenso s Segunda del equipo el pasado mes de junio. No se como contestar a dicha información sin llegar al insulto personal, pero aún así voy a tratar de desarticular la información maliciosa que nos ha ofrecido, puesto que en primer lugar Luis Duque ni es ni ha sido socio mío, además de que jamás ninguno de los dos nos hemos inmiscuido en la actividad del vestuario ni del entrenador. Pero voy más haya fíjese que poco interés teníamos en que el Club ascendiera, que en la última jornada de la liga regular, tanto el Club con mi permiso, como el nuevo inversor, como el cuerpo técnico, como los jugadores, pagaron por ganar, eso sí, parte de su prima de play off, a uno de los equipos que con su triunfo nos podía facilitar el play off al margen de lo que ocurriera en nuestro partido, por ello que más le puedo decir.

En décimo lugar, se indica que “El ex entrenador David Gordo, cesado de forma fulminante en esas fechas, por no prestarse a estos apaños, fue indemnizado con el dinero que aportó Felipe Moreno al club, dinero que supuestamente manejo Rubén a su antojo. Para Gordo “Ruben es el responsable y culpable de lo que le pasa al club. ¡Ha hechos cosas por las que debería estar en la cárcel!. Respecto a dicha afirmación, en primer lugar, dudo mucho que David Gordo haya realizado a su periódico dichas afirmaciones, puesto que no se corresponden con la persona con la que hemos trabajado durante dos años, aún así en caso de que las hubiera realizado, que vuelvo a dudarlo, si me corresponde estar en la cárcel no tiene más que denunciarlo ante los tribunales, puesto que los supuestos delitos no han prescrito con toda seguridad. Y respecto a que se le destituyo por no prestarse a apaños, es totalmente falso, se le destituyo después de una crisis de resultados paupérrimos, y a petición de un gran número de jugadores de la primera plantilla que no le consideraban capacitado para conseguir llevarlos a la clasificación para el Play Off, además de que necesitábamos un cambio para romper la mala racha de resultados.

En décimo primer lugar, y vamos con las graves acusaciones de delitos, se me acusa de que “Mediante ampliaciones y reducciones de capital Rubén se hace con la mayoría del club, incluso con la compra de sus títulos a otros accionistas (compra que luego no paga). En primer lugar se me acusa de realizar ampliaciones y reducción de capital para hacerme con la mayoría del Club, lo que es totalmente falso, la primera de las reducciones y ampliaciones de capital se produjo para equilibrar los balances de la entidad, puesto que mostraban a un Capital Social mucho mayor del valor que realmente valía el club, en concreto casi un 50% menos, además que con dicha ampliación se le doto al Club del dinero suficiente para cerrar la temporada sin problemas y saldar las deudas que mantenía conmigo por los prestamos realizados hasta ese momento en concreto 637.863,26 €, aportados a la caja y las cuentas bancarias del Club, como se puede comprobar en la contabilidad. Respecto a la compra de acciones que luego no pago supuestamente, aunque más adelante quedará suficientemente aclarado, indicarles que en ningún momento se utilizaron dichos títulos, adquiridos en contrato privado y no en escritura pública, para tomar ninguna decisión que afectase al Club.

En décimo segundo lugar, se afirma “Pero además Rubén, señalan los accionistas, “nunca pone un duro”. Aparece con facturas, quizá inventadas por la que dice que el club tiene una deuda con él. Es totalmente falso dicha afirmación, así como que aparezcan facturas inventadas, prueba de ello es la contabilidad y los libros de facturas donde el juez lo podrá comprobar.

En décimo tercer lugar, se afirma que “Los accionistas enfadados añaden: “incluso pretendía que le avalásemos con nuestras participaciones adelantos de dinero para sus otros negocios”. Es totalmente falso dicha afirmación, puesto que jamás he mezclado el dinero del Club con el de las empresas que represento, al contrario dichas empresas han sido las que han mantenido económicamente saneada la entidad durante más de cuatro años.

En décimo cuarto lugar, se indica que “¿Se ha utilizado la subvención del Ayuntamiento para eso? Algunos responden que es muy posible”. Sólo quiero indicarles que si tan claro lo tienen se vayan al juzgado de guardia y denuncien la situación, estaremos preparados para justificar ante el Juez y ante el Ayuntamiento cada céntimo que se ha ingresado en el Club y su destino. Por otra parte si tan claro lo tienen los supuestos accionistas denunciantes, porque no dan la cara, tal vez teman que las querellas por calumnias les supongan graves perjuicios económicos o incluso la cárcel por la falsedad en la imputación de los delitos de los que se me acusa.

En décimo quinto lugar, se publica que “DLEGANES ha podido comprobar un documento de la Caja de Extremadura donde otro accionista tiene que avalar operaciones de caja del club”. Es cierto que accionistas tuvieron que avalar una línea de descuento para poder cobrar los pagares que nos entregaron los anunciantes y patrocinadores del Club, como así les correspondía por otra parte como miembros de la Comisión Ejecutiva del Club, quienes por respeto a la mayoría de ellos, no voy a mencionar. Por otra parte dichos accionistas jamás tuvieron que hacer frente a ninguna responsabilidad por dicho aval hasta el momento de la cancelación de la línea de descuento a su vencimiento.

En décimo sexto lugar, me parece gratuito acusarme como publican de que con “Las facturas facilitan a Rubén operaciones de “ingeniería contable” con las que engañará a muchos accionistas”. Ya he rebatido varias veces dicha falsedad, pero no quiero de volver a pronunciarme, no se ha facturado al Club por ningún concepto factura alguna por mi parte, ni por parte de las empresas a las que represento, salvo una factura de pequeño valor que se factura por el material que proporcione para la construcción del Aula Escuela, el vestuario nuevo, las oficinas nuevas, las dependencias de trabajo de los operarios del campo, etc, etc, etc., obras que suponen más de cien mil euros, y que gracias a las aportaciones de la mano de obra de la mayoría de los que trabajaron, no supuso a la entidad ni una cuarta parte.

En décimo séptimo lugar, respecto a que “El contrato de compra-venta de acciones de fecha noviembre de 2007 es toda una muestra de estos manejos. Aquí se describe en detalle como se “inventan” facturas ficticias de asesoramiento, el mismo sistema que usa Rubén para mostrar a todos la enorme deuda que el club tiene con él. Deuda supuesta que Rubén quiere cobrar y de forma no ficticia.” En primer lugar quiero manifestar que en ningún caso se inventan facturas ficticias de asesoramiento, dichas facturas corresponden con la gestión realizada por los accionistas como miembros del Consejo de Administración del Club desde la compra de la acciones hasta dicho momento, y se corresponden escrupulosamente con las cantidades que dichos accionistas aportaron al Club cuando compraron las acciones, por lo que no ha habido lucro alguno para ninguno de ellos. En segundo lugar, es falso totalmente que Rubén inventase facturas ficticias alguna para generar deuda alguna al Club, como es fácilmente comprobable por la contabilidad, lo que sin ningún problema podrían haber comprobado si se hubieran puesto en contacto con esta parte y lo hubieses solicitado.

Por último, respecto de las copias de los pagarés impagados que se han publicado, sólo quiero añadir, además de que vulneran la Ley de Protección de Datos Personales, que dos de los cuatro titulares de los pagares expuestos optaron por quedarse con las acciones en vez de ejecutarlos, como aquí pretende hacerse creer, concretamente los dos correspondientes a 72.404,43 €, como por otra parte consta en el contrato de compraventa de acciones referido, ya que los vendedores además de reservase el dominio y propiedad de las acciones hasta el momento del pago podían optar podían optar entre quedarse con las acciones o ejecutar los pagares. Respecto a este tema y para que quede aclarado definitivamente, el contrato de dicha adquisición de acciones se suscribe el 19 de Noviembre de 2007, entre trece accionistas que deciden voluntariamente abandonar el Club, y que quieren recuperar el total de la inversión que realizaron en acciones, sin descantar nada en concepto de las perdidas soportadas por el Club desde su llegada en el 2004, lo que por el bien de la entidad es aceptado por mi parte, pese a no estar de acuerdo, pero advirtiéndoles en todo momento que la situación económica en ese momento estaba empeorando, y esperaba que a la fecha del pago un año después fuera no fuera lo suficientemente grave como para no poder atender los pagares, a lo que todos los firmantes mostraron su conformidad.

Añadir que el contrato de compra de acciones se suscribe con trece accionistas, a los que ante la imposibilidad de poder atender los pagos a su vencimiento, se les ofrece por carta varias posibilidades para saldar la deuda, entre otras la entrega de inmuebles propiedad de las empresas a las que represento. Fruto de dicho ofrecimiento dos accionistas, concretamente los que vendieron por importe de 35.506,85 € y 146.996,82 €, llegamos al acuerdo de liquidación del primero, y entrega de dos viviendas al segundo. Otros seis optaron por quedarse con las acciones y no ejecutar los pagares, y sólo cinco de ellos, que por cierto no tuvieron la dignidad ni de contestarme al ofrecimiento, ejecutaron los pagares. Cinco que además pertenecen al mismo circulo en torno a uno de ellos que además participo durante tres años en la gestión directa de la entidad, y que la misma ha sido saneada totalmente tras la destitución de dicho accionista.


Fdo.: Angel Rubén Fernández Gómez
.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.