Desde el año 2008

.

.

La familia de Bruno pide penas íntegras para los asesinos del joven de 19 años y denuncia la lentitud del juzgado de Leganés

La familia de Bruno Sánchez Ortega, el joven que hace un año fue degollado en el transcurso de une reyerta que se inició en uno de los bares de copas de La Cubierta, en Leganés, pidió hoy que los tres cuatro imputados por el caso "cumplan penas íntegras y lo suficientemente largas" como para que los padres del joven, Antonio Sánchez y Begoña Ortega, "no tengan que cruzarse en la calle con ellos", según informa Europa Press.

Fue una de las peticiones que esta mañana realizaron la familia y los amigos de Bruno durante la lectura de un comunicado en el homenaje al joven, acto que respaldó un centenar de personas y que se celebró a escasos metros donde, hace un año, perdió la vida tras recibir una brutal paliza.

Tras el acto, un portavoz de los padres expuso a los periodistas las quejas y reticencias de la familia a la "lentitud" con que el juzgado de Instrucción número 7 de Leganés está tramitando el caso, así como con la puesta en libertad bajo fianza de 18.000 euros el pasado marzo de uno de los tres detenidos, H.Y.E., a instancias de la fiscalía.

Esta decisión sumió a la familia "en el desconcierto e incertidumbre" y la acusación particular decidió recurrir ante la Audiencia Provincial. Tras la vista, se mantienen a la espera de una resolución, según las mismas fuentes, ya se ha celebrado vista.

De igual forma, los familiares de Bruno cuestionaron la decisión judicial de no encarcelar a uno de los cuatro detenidos tras el crimen, J.A.A., ingreso al que siempre "se ha opuesto el fiscal".

El portavoz aseguró que aún no hay fecha de juicio, y remarcó que actualmente hay dos detenidos en prisión por el asesinato de Bruno: J.P.J., como autor material, y F.G.G.

Por otro lado, los padres estudiarán si reclamar una indemnización a los bares de copas del entorno de La Cubierta o al propio Ayuntamiento de Leganés en base a una posible "responsabilidad civil subsidiaria", ya que el pub donde se inició la reyerta, 'Malibú', se encontraba abierto fuera de horario permitido y fue, por ello, sancionado por el Consistorio.

HOMENAJE

Padres y amigos de Bruno homenajearon hoy al joven justo en el lugar, donde hace un año, el muchacho fue degollado tras una reyerta en la que salió en defensa de un amigo. Allí, más de cien personas se congregaron para asistir a una breve ceremonia que se celebró en un improvisado altar

Las pancartas con el rostro de Bruno y las inscripciones 'Te queremos' o 'No te olvidamos', los cirios y las inscripciones reclamando "justicia" coparon parte del recinto ferial de Leganés, anexo a los bares de copas de La Cubierta.

Un sacerdote dio comienzo a una ceremonia en el que la lectura de una parábola en honor de las madres dio paso a la de un escrito de los amigos de Bruno, al que puso voz Iván. "Ha sido un año duro", recordó el joven tras dedicar unas palabras a los agresores de su amigo fallecido: "Sólo pudo hacerlo un desalmado que quiso provocar el máximo dolor".

Tras ello, un minuto de silencio y oración; después, Sonia Fernández, prima de Bruno, leyó un manifiesto firmado por la familia que tuvo que interrumpir en varias ocasiones debido a la emoción.

"La Justicia en el caso de Bruno nunca va a ser justa -recordó dolida-, y el único consuelo que nos queda es que sus asesinos reciban una pena lo suficientemente larga y que la existencia les sea difícil y dura como lo va a ser para sus padres el resto de su vida".

En cuanto al proceso, el documento agradeció la labor del Grupo X de la Brigada Provincial de Policía Judicial por la "diligencia, rapidez y eficacia en la tramitación de la investigación", y concluyó con un himno a la justicia: "Esperamos que acaben llevando ante ella a todos y cada uno de los responsables que participaron activamente en los actos violentos y despiadados que acabaron con la vida de Bruno".

Los padres del joven, emocionados durante toda la ceremonia, no pudieron hablar. En su lugar, un familiar leyó un comunicado de agradecimiento ante "la grave situación" que atraviesan.

En ese momento, hizo acto de presencia Marimar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, la joven getafense que en 2004 fue brutalmente asesinada por otros cuatro menores en Leganés. Bermúdez leyó una poesía y justificó su presencia al identificarse con el caso de Bruno. "Le privaron de libertad, al igual que mi hija", declaró a los presentes.

Todos los asistentes coincidieron en definir a Bruno Sánchez Ortega como una persona "feliz, cariñosa y buena", un joven, en definitiva, que "merecía vivir muchos años". El acto finalizó con un aplauso de todos los asistentes en memoria de Bruno.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es que de los juzgados de Leganés, como sean asuntos que le afecten en algo al Ayuntamiento, habría mucho que hablar.
Los que han puesto denuncias a la Fiscalía Anticorrupción podrían hablar también de la prisa que se están dando los jueces en tramitarlas. Y no es porque estén desbordados de trabajo, porque en Leganés no están sobrecargados.

Anónimo dijo...

Empieza a haber demasiadas quejas de los juzgados de Leganés. Chungo, chungo.

.

.


IMPORTANTE: Esta web-blog no se hace responsable por las opiniones vertidas en el apartado de comentarios. En cumplimiento de la LISI, cualquier comentario que pueda ser considerado injurioso o difamatorio será retirado en el momento en que se tenga conocimiento del mismo. Los insultos y descalificaciones personales también serán eliminados. Los comentarios que los responsables DLEGANÉS estimen que pudieran incurrir en algún tipo penal serán guardados y puestos a disposición judicial, si así se requiriera. Las direcciones IP de los visitantes que dejen comentarios en el blog serán guardadas por blogger-google a los efectos anteriormente señalados. El spam queda prohibido.


.